Tricolor pierde con Panamá en inicio de la súper ronda en Copa Mundial de Béisbol U23

Después de cuatro victorias consecutivas, los mexicanos fueron blanqueados 2-0 por los panameños; su siguiente rival serán los venezolanos.

Hermosillo, Sonora, 29 de septiembre del 2021 (CODESON).- México vio cortada una racha de cuatro victorias consecutivas tras perder la noche de este miércoles por blanqueada de 2-0 ante Panamá, en la apertura de la Súper Ronda de la Copa Mundial de Beisbol Sub 23.

Por lo tanto, la selección mexicana, que dirige Enrique “Che” Reyes, empezó la segunda fase con una inesperada derrota ante los panameños para colocarse con marca de 2-1, ya que, según el sistema de juego, son tomados en cuenta los encuentros sostenidos en la parte inicial del certamen ante los equipos que integran la Súper Ronda (contra los cuales la selección nacional marcó 2-0).

De hecho, el standing actual, después de la primera jornada, marca un cuádruple empate de 2-1 en el primer sitio entre México, Panamá, Venezuela y Colombia, mientras que Cuba tiene 1-2 y Taiwán 0-3.

El Tricolor enfrentará este jueves a Venezuela a partir de las 7:30 de la tarde en el Estadio Sonora, en duelo sumamente importante en sus aspiraciones por avanzar a la final del certamen mundialista. Ambas novenas terminaron como líderes en la fase de grupos.

El abridor panameño Julio Goff tiró seis entradas y un tercio en blanco mientras que Abraham Rodríguez descargó un sencillo con las bases repletas, para remolcar las únicas dos carreras del juego, guiando a la selección de Panamá a la victoria sobre los anfitriones en la casa de los Naranjeros de Hermosillo.

Luego de que nadie anotara por cinco entradas, el duelo de ceros terminó en la sexta tanda pues los panameños fabricaron el par de anotaciones ante los lanzamientos del abridor y derrotado Alemao Hernández; el ataque empezó con un out ya que Adrián Quintero dio sencillo y Joshwan Wright le siguió con infield hit.

Posteriormente Erik Mordock pegó una fuerte línea que atrapó de aire el parador en corto mexicano Javier Sandoval, y cuando parecía que Hernández saldría a flote, caminó a Erasmo Caballero para congestionar los senderos, y entonces Abraham Rodríguez respondió con el sencillo que partió el diamante y trajo las dos carreras.

La primera amenaza del encuentro la puso en la mesa la selección nacional, cuando en la cuarta Tirso Ornelas abrió la entrada con un batazo que picó en el jardín central pese a la zambullida del jardinero Luis Tello, para acreditarse un limpio doblete.

Enseguida Goff se fajó al ponchar al cuarto bat, el sonorense Brandon Valenzuela, y sacó el segundo tercio tras dominar con rola sin asistencia a la inicial a Agustín Ruiz, adelantándose Ornelas a la antesala, pero todo terminó al elevar Kevin Lamas al izquierdo.

Una entrada más tarde, en el cierre de la quinta, de nuevo los aztecas dejaron hombre en tercera ya que el sonorense Reivaj García negoció boleto gratis, y en un wild pitch del abridor panameño avanzó dos almohadillas para arribar hasta la esquina caliente, sin embargo, ahí se quedó suspirando luego de elevados al central y al derecho de Roque Salinas y Fabricio Macías, respectivamente.

Panamá tuvo corredores en primera y segunda en la cuarta con un out, atolladero del cual salió Hernández gracias a un riflazo del catcher Valenzuela -sorprendió fuera de la intermedia a Erasmo Caballero- y a que obligó a Abraham Rodríguez a roletear al cuadro.

En el sexto capítulo, después de dos outs, Brandon Valenzuela descargó un sencillo, y Agustín Ruiz levantó de sus asientos a la fanaticada con un cañonazo que rebasó la barda del jardín derecho, pero en terreno malo; enseguida, como dicta la frase: “después del gran foul, viene el gran ponche”, abanicó la brisa para acabar la entrada.

El abridor de los panameños, Julio Goff, fue el ganador tras lanzar 6.1 innings sin carreras para cuatro imparables y cinco ponches, además regaló par de pasaportes; lo relevó James González quien sacó los dos últimos outs para apuntarse el rescate.

Perdió el abridor azteca Alemao Hernández pese a una salida de dos carreras y cinco imparables en cinco entradas y dos tercios; recetó un par de “chocolates” y obsequió tres caminatas. Le siguió el sonorense Juan Miguel Robles quien retiró a los cuatro bateadores que enfrentó, tres de ellos por la vía del ponche.