Probióticos: ¿posibles aliados contra el Covid-19?

CIAD. Marzo de 2021.- Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren un beneficio en la salud del huésped.1 En este sentido, la evidencia clínica ha demostrado que ciertas bacterias probióticas tienen un impacto positivo contra problemas gastrointestinales, tales como diarrea asociada a antibióticos, síndrome de intestino irritable e infecciones por Clostridium difficile y Helicobacter pylori. Además, existe evidencia que sugiere el uso de probióticos contra condiciones más específicas como cáncer gastrointestinal, afecciones cardiovasculares y fortalecimiento del sistema inmunológico.2

Aunque actualmente no existe suficiente evidencia clínica sobre el efecto de los probióticos ante la enfermedad infecciosa covid-19, causada por el virus SARS-CoV-2, existe evidencia moderada acerca de la eficacia de algunos probióticos para reducir la incidencia de ciertas infecciones virales (figura 1), por lo que se pueden inferir posibles beneficios de los probióticos ante determinadas manifestaciones clínicas del covid-19.

Los pacientes con covid-19 pueden ser asintomáticos, pero también pueden presentar síntomas respiratorios leves inespecíficos o una disfunción de órganos grave que puede conducir a la muerte. Además, algunos pacientes pueden tener manifestaciones gastrointestinales que incluyen náuseas, vómitos, diarrea y dolor abdominal.3 Se sabe que las alteraciones clínicas de los pacientes con covid-19 se inician con la interacción del virus con el tejido del tracto respiratorio y/o digestivo, lo cual promueve la penetración del virus a las células pulmonares/bronquiales y células del esófago, estómago, duodeno y recto, actuando como reservorios del virus.4 Esto puede producir, por un lado, la inflamación de las paredes de los alvéolos y un ingente número de coágulos en los vasos pulmonares, provocando daño en el tracto respiratorio e insuficiencia pulmonar. Por otra parte, puede provocar una disminución en la competencia inmune y la pérdida de la integridad anatómica y funcional del tracto gastrointestinal, asociado a un desbalance del equilibrio microbiano del tracto digestivo (disbiosis).5 Considerando lo anterior, se ha hipotetizado que el uso de probióticos con probado efecto positivo sobre el sistema inmune, la microbiota intestinal y la función de barrera del intestino, aportaría beneficios para prevenir y/o mitigar las manifestaciones clínicas del covid-19.

Es por ello que, en los últimos meses, se han realizado diversas revisiones sistemáticas y cuantitativas sobre la eficacia de los probióticos contra diferentes infecciones virales respiratorias y gastrointestinales, con la finalidad de establecer evidencia extrapolable que apoye el uso de los probióticos contra el covid-19.

Aunque la información obtenida hasta el momento no es concluyente, es muy prometedora. Por ejemplo, se ha determinado que el consumo de probióticos reduce los síntomas de infecciones del tracto respiratorio y la incidencia de neumonía en pacientes que fueron intubados.6 Además, se ha observado que el uso de probióticos reduce la incidencia de diarrea y diseminación de ciertos virus, lo que sugiere que interfieren en la replicación viral en las células intestinales.7 También se ha demostrado que metabolitos antiinflamatorios producidos por probióticos (p. ej., butirato) pueden estimular la proliferación de macrófagos pulmonares, contribuyendo a estimular la respuesta inmune.8

Estos hallazgos sugieren una comunicación entre el eje intestino-pulmón modulada, al menos parcialmente, por los probióticos,9 lo que evidencia el potencial papel que estos podrían desempeñar en la lucha contra la infección por el SARS-CoV-2. Cabe señalar que esta propiedad no puede ser generalizada para todos los probióticos, por lo que aún son necesarios ensayos clínicos bien diseñados para determinar qué cepas probióticas podrían ser benéficas para prevenir el desarrollo o reducir la gravedad de los síntomas del covid-19.

1 Hill y cols. (2014). The International Scientific Association for Probiotics and Prebiotics consensus statement on the scope and appropriate use of the term probiotic. Consensus Statements. Nature Reviews Gastroenterology & Hepatology, 11, 506-514.

2 Kerry y cols. (2018). Benefaction of probiotics for human health: A review. Journal of Food and Drug Analysis, 26(3), 927-939.

3 Villapol S. (2020). Gastrointestinal symptoms associated with covid-19: impact on the gut microbiome. Translational Research, 226, 57-69.

4 Wang y cols. (2021). AXL is a candidate receptor for SARS-CoV-2 that promotes infection of pulmonary and bronchial epithelial cells. Cell Research, 31, 126-140.

5 Rajput y cols. (2021). Covid-19 and Gut Microbiota: A Potential Connection. Indian Journal of Clinical Biochemistry, (2021).

6 Santacroce y cols. (2021). Potential beneficial role of probiotics on the outcome of covid-19 patients: An evolving perspective. Diabetes & Metabolic Syndrome: Clinical Research & Reviews, 15, 295-301.

7 Baud y cols. (2020). Using probiotics to flatten the curve of coronavirus disease covid-2019 pandemic. Frontiers in Public Health, 8, 186.

8 Stavropoulou, E. y Bezirtzoglou, E. (2020). Probiotics as a Weapon in the Fight Against covid-19. Frontiers in Nutrition7, e614986.

9 Gohil y cols. (2021). Probiotics in the prophylaxis of covid-19: something is better than nothing. 3 Biotech, 11(1), 1-10.

Nota elaborada por Adrián Hernández Mendoza, con la colaboración de Arantxa Almada Corral y Lourdes Santiago López, Aarón F. González Córdova y Belinda Vallejo Galland, académicos del Laboratorio de Química y Biotecnología de Productos Lácteos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, y Hugo Sergio García Galindo, del Instituto Tecnológico de Veracruz, como parte del proyecto “Péptidos derivados de la fermentación láctea: una alternativa para incrementar la inmunidad contra covid-19”, apoyado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, en el marco de la convocatoria Conacyt 2020 de Estancias Posdoctorales por México en Atención a la Contingencia del covid-19.